Skip to content

La carta de un hombre tras seguir a una chica a su coche: “lamento mucho haberte asustado”

octubre 11, 2019

A ninguna chica nos agrada la sensación de que alguien nos esté mirando o siguiendo a nuestras espaldas, en especial si es un desconocido. Aun sabiendo esto, un hombre llamado Karlos publicó en Reddit que siguió a una mujer cuando caminaba por una calle vacía en Belfast, Reino Unido, y explicó en una carta abierta por qué lo había hecho.

La carta hace que las personas imaginen el peor de los desenlaces debido a sus detalles (desde cómo mantuvo la distancia hasta cómo disimuló para hablar por celular). Pero, increíblemente, Internet aplaudió sus actos al conocer el verdadero final.

A ninguna chica nos agrada la sensación de que alguien nos esté mirando o siguiendo a nuestras espaldas, en especial si es un desconocido. Aun sabiendo esto, un hombre llamado Karlos publicó en Reddit que siguió a una mujer cuando caminaba por una calle vacía en Belfast, Reino Unido, y explicó en una carta abierta por qué lo había hecho.

La carta hace que las personas imaginen el peor de los desenlaces debido a sus detalles (desde cómo mantuvo la distancia hasta cómo disimuló para hablar por celular). Pero, increíblemente, Internet aplaudió sus actos al conocer el verdadero final.

Esta carta ha hecho que la gente hable sobre la seguridad femenina

A esa chica a la que seguí hoy durante cuatro cuadras y hasta su coche

Caminábamos en direcciones opuestas, cerca de las nuevas residencias de estudiantes, me miraste brevemente, seguiste caminando y unos segundo después comencé a seguirte, me di cuenta de que notaste que te estaba siguiendo porque tus pasos cambiaron, tus hombros se cuadraron y sacaste tu celular. Eso no me detuvo, tú seguiste caminando y yo mantuve la distancia, simulaste hablar por teléfono, pensé un par de veces en romper mi distancia, acercarme y hablar contigo, pero no lo hice y seguiste caminando, lanzando miradas para comprobar dónde estaba.

Cuando giraste a la esquina hacia el callejón junto a la autopista donde tu coche y el mío estaban estacionados, supe que si llevaras calzado deportivo probablemente habrías empezado a correr, pero sabiamente mantuviste el paso con tus botas de tacón alto. Paré junto a mi coche, el tuyo estaba más abajo, volví a usar mi celular para hacer una llamada, te vi sacarme una foto cuando pasaste a mi lado en tu coche.

Lo que probablemente nunca notaste es que había dos tipos en la otra acera, te señalaron y empezaron a seguirte antes de que nos cruzáramos la primera vez. No te diste cuenta de cómo te miraban o del hecho que parecían estar bajo alguna droga o ebrios. Tampoco te diste cuenta de que cuando pasaste a mi lado en tu coche, ellos estaban en la esquina del callejón, mirándote pasar como si un león hubiese perdido su presa. También te perdiste los siguientes 10 minutos que esperé dentro de mi auto a que llegara la policía (a quienes llamé mientras subías a tu coche), los 15 minutos de preguntas que vinieron después, y yo enseñándoles la foto de estos dos tipo que alcancé a tomar mientras te estaban siguiendo.

Siento mucho haberte asustado, pero, para ser sincero, yo también lo estaba, no soy ningún héroe, de hecho, mis instintos me decían que saliera corriendo de ese callejón. Pero podrías haber sido mi esposa o mi hija, y no me habría perdonado nunca el hecho de que te hubiera pasado algo y yo no hubiera hecho nada para impedirlo.

Belfast, 14 noviembre, 04:00 p.m.